Polo (Cs) demanda en FITUR un “proyecto global” para el turismo en Extremadura

El portavoz de Ciudadanos Extremadura, Cayetano Polo, ha demandado al gobierno regional “un proyecto global” para el turismo en esta comunidad autónoma.

Polo, que ha asistido este miércoles a la inauguración de la Feria Internacional del Turismo (FITUR) en Madrid, ha reivindicado que un año más en el stand de Extremadura “falta un proyecto global, un proyecto que sea capaz de vender esta región en su conjunto” y que consiga, ha añadido Polo, “que Extremadura no sea un lugar de paso sino un lugar donde pasar cinco o siete días”.

“Se siguen tomando decisiones y aplicando políticas continuistas en este sector y no se está aprovechando todo el potencial que tiene esta feria internacional del turismo”, ha lamentado.

Además, el portavoz de la formación liberal ha incidido en que el turismo tiene en Extremadura “un problema muy importante y lo denunciamos el año pasado y lo volvemos a hacer ahora y es la profesionalización del sector”.

“Es necesario invertir mucho en formar a los profesionales del sector porque el ámbito del turismo es muy competitivo y es básico poder competir con profesionales que estén a la altura de la calidad del turismo que hoy se requiere y que el turista reclama cuando va a un sitio determinado”, ha argumentado.

Asimismo, el presidente de la formación naranja en Extremadura ha recordado que hay que “cuidar” más a los consorcios de las ciudades patrimonio que tiene la región porque “necesitan muchos más recursos para poder exportar la imagen de patrimonio cultural e histórico que tenemos en Extremadura”.

Polo también ha querido hacer hincapié en la necesidad de “cuidar las vías por las que queremos llevar a nuestros turistas y hacerlas más accesibles” para que, ha añadido, “el turista pueda entrar en Extremadura y disfrutar de ella a todos los niveles”.

En este sentido el portavoz de Ciudadanos ha señalado que es muy importante que el sector del turismo se profesionalice en el ámbito de la contaminación cruzada de alimentos. “No podemos olvidar que muchos de los turistas que nos visitan tienen alguna intolerancia alimenticia y la gastronomía tiene que adaptarse también a ese tipo de turismo”, ha defendido.