El Grupo Socialista defiende que las nuevas ayudas de la Junta de Extremadura ayudan a mantener el tejido socio económico

El Grupo Socialista ha defendido hoy que las últimas ayudas puestas en marcha por la Junta de Extremadura, por valor de 60 millones de euros y para apoyar a los sectores más afectados por la pandemia, son “fundamentales para mantener el tejido socio económico de la región: proteger a hosteleros, comerciantes y profesionales del turismo”.

Así lo ha explicado el portavoz del Empleo, Juan Antonio González, en una rueda de prensa para valorar los datos del paro del mes de enero. Para el diputado socialista, las ayudas de la Junta deben acompañarse también por la disminución de los contagios para que los sectores afectados puedan retomar, cuanto antes, su normalidad y funcionar a pleno rendimiento.

González ha considerado que “mientras exista crisis sanitaria, no habrá recuperación social ni económica, para que podamos empezar a crear empleo hay que acabar con la crisis económica, como corroboran los datos del paro del mes de enero”. En concreto, hoy se ha dado a conocer que el desempleo ha aumentado en 2.776 personas en el último mes y en 10.227 en el último año. En total, según datos del Sexpe, hay en la región 115.455 personas sin trabajo.

El portavoz socialista ha apuntado que “enero ha sido un mal mes”, como suele ser habitual en condiciones normales a lo que hay que añadir las restricciones impuestas para frenar la movilidad y así bajar los contagios y que, indudablemente, “han afectado a la actividad económica y, por lo tanto, al empleo de la región. En ese sentido, ha recordado que solo en enero, se han solicitado en Extremadura más de 12.000 ayudas de cese de actividad y, en estos momentos, hay 7.000 trabajadores extremeños acogidos a ERTEs.

Por último, Juan Antonio González ha apuntado que el Gobierno de España cuenta con una red de protección social (en forma de ERTEs y ayudas por el cese de actividad) y, en los últimos meses, ha invertido en Extremadura más de 235 millones de euros en esas medidas para mantener el tejido socio económico de la región.