El 37 por ciento de los Presupuestos Generales de Extremadura para 2021 son para Sanidad, SEPAD y Servicios Sociales

El presupuesto de la Vicepresidencia segunda y Consejería de Sanidad y Servicios Sociales vuelve a crecer y es el más elevado de la historia, con 2.373,26 millones de euros, 150,53 más que en 2020, lo que supone un incremento del 6,8 por ciento.

Así lo han puesto de manifiesto en su comparecencia ante la Comisión de Hacienda y Presupuestos de la Asamblea de Extremadura la secretaria general de la consejería, Aurora Venegas, y el director general de Planificación Económica del Servicio Extremeño de Salud (SES), Esteban Serrano.

Venegas ha recordado que estos presupuestos van a contar con un apoyo extraordinario de la Unión Europea y del Gobierno de España, que han puesto en marcha medidas excepcionales ante la pandemia de la COVID-19, por lo que Extremadura contará con recursos adicionales.

La secretaria general los ha definido como unos presupuestos sociales que consolidan y refuerzan los servicios públicos, en una apuesta más por la sanidad, la dependencia y la lucha contra la exclusión social.

El presupuesto de la consejería representa el 37 por ciento del total de las cuentas de la región 2021 y tiene tres ejes fundamentales, según Venegas, como son fortalecer la atención sanitaria (Extremadura es la comunidad que más invierte en Atención Primaria, 246 euros por persona, muy por encima de la media española que está en 155 euros); dar una respuesta decidida a la dependencia (la región extremeña es la segunda comunidad que más invierte en dependencia, 286 euros por persona); y garantizar los derechos y ampliar la cobertura de servicios de las personas más vulnerables.

Las cuentas ofrecen un incremento del 7,8 por ciento en el Servicio Extremeño de Salud (SES), con 1.858,22 millones de euros, el mayor desde que Extremadura asumió las transferencias sanitarias en 2002, según ha explicado el director general de Planificación Económica.

Serrano los ha definido como unos presupuestos que priorizan la lucha contra la pandemia, ya que ahora más que nunca se necesita un sistema sanitario fuerte, con un presupuesto creciente que ya se ha ido reforzando durante toda la pandemia con inversiones adicionales que suman los 120 millones euros.

Por ello, en estas cuentas se contemplan crecimientos, tanto en Atención Primaria como en Especializada.

INVERSIONES

En el capítulo de inversiones, el SES licitará y comenzará las obras del nuevo Hospital Don Benito-Villanueva de la Serena, construirá el nuevo aparcamiento en el Hospital Universitario de Badajoz, licitará el proyecto de la segunda fase del Hospital Universitario de Cáceres, de la Unidad de Media Estancia de Psiquiatría del Hospital de Mérida y comenzará las obras de los nuevos centros de salud de Logrosán, Fuente de Cantos, Orellana la Vieja, Los Santos de Maimona y Valverde de Leganés.

Respecto al Servicio Extremeño de Promoción de la Autonomía y Atención a la Dependencia (SEPAD), con un presupuesto de 358,34 millones de euros, seguirá invirtiendo en la construcción, reforma y equipamiento de los centros, tanto de titularidad pública como municipales, con 14,2 millones de euros. El SEPAD destina cerca de 90 millones para las prestaciones de la Ley de la Dependencia

Se incrementa en 12,1 millones de euros el capítulo dedicado a nuevas contrataciones para reforzar el personal que trabaja en los centros del SEPAD.

SERVICIOS SOCIALES

El tercer eje de la consejería, los servicios sociales, tiene una dotación de 124,8 millones de euros, destacando el incremento en la dotación del programa de Inclusión Social en 1,2 millones para la ampliación de la red pública de los servicios sociales de atención social básica de las entidades locales.

El Fondo de Garantía Social, dotado con 46,61 millones, dará cobertura a la Renta Extremeña de Inserción (37,7 m€) garantizando el acceso a los ingresos mínimos de forma complementaria al Ingreso Mínimo Vital, a las ayudas para los Suministros Mínimos Vitales (3,5M€) y, a las ayudas para las Contingencias (que al incrementarse en 3 millones alcanzan los 5,4 M€).

También se incrementa en 500.000€ el crédito para los programas a las personas sin hogar y en 130.000€ el crédito específico para la financiación de programas para la inclusión del pueblo gitano, especialmente para los niños y los jóvenes.

Además, continúan los proyectos de apoyo a la familia y a la infancia, en especial en las zonas más desfavorecidas de las grandes ciudades, financiando programas que garanticen la alimentación.

Complementariamente se incorporan casi 8 millones de euros procedentes de la asignación tributaria del IRPF, destinados a financiar programas de interés general.

La consejería mantiene la compensación de las pensiones no contributivas con un presupuesto de más de 3 millones para abonar un complemento extraordinario en pago único de 245 euros y para los programas de Atención a la Infancia y a las Familias se han presupuestado casi 44 millones.

Las inversiones en este capítulo son para el sistema de protección a la infancia y la adolescencia con la construcción, reforma y equipamiento de la red de centros propios, con 3,5 millones de euros, siendo la obra más importante el centro Cereza en Plasencia.

En el apartado de Consumo, con algo más de 5 millones de euros, se va a ver incrementada la financiación de los servicios en materia de seguridad de los juguetes y otros artículos infantiles, dotando al Laboratorio de Juguetes de Cáceres de más personal necesario para dicho servicio.

En cuanto a la accesibilidad universal, incrementa su partida hasta los casi 3 millones de euros, que servirán para impulsar planes de accesibilidad, apoyar el mantenimiento de las oficinas técnicas de accesibilidad universal en Extremadura, la inclusión activa de personas con discapacidad y la puesta en marcha de una plataforma digital para el observatorio de la accesibilidad y la inclusión social.