Rafael España subraya que el comercio actúa como elemento vertebrador y dinamizador de la actividad social, económica y cultural de Extremadura

El consejero de Economía, Ciencia y Agenda Digital, Rafael España ha subrayado que el comercio representa un elemento clave en el desarrollo de Extremadura “actuando como vertebrador y dinamizador de la actividad social, económica e incluso cultural”.

Así lo ha indicado durante su comparecencia en la Asamblea de Extremadura a petición propia, para informar sobre las medidas adoptadas y previstas en relación con el comercio de la región para paliar las consecuencias derivadas de la COVID-19.

Rafael España ha precisado que las medidas que desde la Junta de Extremadura se ha ido adoptando y las que se van adoptar en un futuro inmediato, en el contexto de la Agenda para la Reactivación Social y Económica de Extremadura, se han fundamentado en un análisis y diagnóstico de la situación del sector a partir del contacto directo y continuo con sus asociaciones y la red de gerentes dinamizadores de comercio desde donde “hemos estado recogiendo sus sugerencias y peticiones”.

“Políticas en función de las necesidades de los comerciantes para que se adapten de modo ágil, continuo y además de forma innovadora, a los hábitos de los consumidores para ayudar a su consolidación y mantener sus niveles de rentabilidad”, ha señalado.

Además, el consejero ha agregado que las nuevas tecnologías constituyen una herramienta imprescindible para que “el pequeño comercio pueda desarrollar nuevas formas de negocio que le permitan ampliar sus clientes, ser más resilientes y poder llegar a ellos en cualquier circunstancia”.

Por ello, ha subrayado que las políticas del Ejecutivo autonómico contemplan diversas medidas orientadas a transformar el sector comercial y a ayudarle a abordar los desafíos de futuro, “donde tenemos que hacer hincapié en fomentar la competitividad, la innovación y la transformación digital del sector comercial, apostar por la sostenibilidad medioambiental y social”.

Rafael España ha destacado las distintas líneas principales de actuación y sus medidas asociadas, información y asesoramiento, formación desarrollada para el pequeño comercio minorista, promoción en la que se incluye, entre otras, la modificación del Decreto 270 de Ayudas de Animación Comercial, ofreciendo una mayor flexibilización de los requisitos, además del plan de reactivación de la demanda y líneas para la flexibilización y mantenimiento de las inversiones.

El consejero ha destacado la línea de fácil acceso a menor coste de financiación, donde se han puesto al servicio de los autónomos y empresarios medidas adicionales de financiación por más de 40 millones de euros, a la que los comerciantes pueden acogerse, como microcréditos circulante, Extraval circulante, Avante adaptación y créditos financiación sector turístico, y también ayudas a autónomos y micropymes en el ámbito laboral, por importe de 58 millones de euros.

En cuanto a las próximas medidas a desarrollar, Rafael España ha anunciado la puesta en marcha del Plan Integral de Comercio de Proximidad 2021-2023 (PLAINCOMER), cuyo objetivo será renovar y fortalecer el subsector del comercio de proximidad para que pueda hacer frente a los nuevos desafíos y oportunidades, que se han visto acelerados por el efecto COVID-19.

El Plan Integral de Artesanía 2020-2023, que entre sus objetivos están fortalecer y consolidar las capacidades avanzadas de los talleres artesanos; establecer medidas específicas para la consolidación de la artesanía más tradicional; visibilizar la artesanía de Extremadura, introducir e implementar dinámicas de innovación y diseño en la producción artesana; promover y consolidar la incorporación de la empresa artesana a las TIC, así como impulsar la transformación digital y favorecer las condiciones de comercialización y de internacionalización de la empresa artesana.

El consejero de Economía, Ciencia y Agenda Digital ha agregado además que en lo referente a acciones presentes y futuras inmediatas, el Ejecutivo apuesta por la innovación y la transformación digital mediante las convocatorias y ayudas a las que ya pueden o podrán acceder los autónomos del sector del comercio, como las de proyectos de comercio electrónico y TIC en las empresas, incentivos autonómicos a la inversión empresarial, de competitividad empresarial, a la implantación de soluciones de teletrabajo y emprendimiento digital, relevo generacional y la línea de ayuda para “pueblos inteligentes”, dirigidas a fortalecer el turismo inteligente y la movilidad del turismo rural.

Por último, Rafael España ha asegurado que “sin perder de vista nuestro principal objetivo, la salud de toda la ciudadanía, debemos seguir esforzándonos en minimizar el impacto social y económico de esta crisis, tratando de aplicar las fórmulas que ayuden a mantener la actividad productiva y el empleo, aplicando estrictamente las recomendaciones sanitarias”.