La Guardia Civil interviene cuatro kilos y medio de hachís y 100 gramos de cocaína a dos jóvenes vecinos de Toledo

La Guardia Civil detuvo a dos vecinos de Toledo, como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas.

En la madrugada del día 31 de diciembre, agentes de la Patrulla Fiscal y de Fronteras dentro de los servicios preventivos contra el tráfico de sustancias estupefacientes, establecen un punto de verificación en la carretera A-66 en el término municipal de Calzadilla de los Barros, cuando observan como el conductor de un vehículo al percatarse de la presencia policial, hace caso omiso a las señales luminosas que le realizan los agentes, aumentando la velocidad y emprendiendo la huída.

Pasado aviso a la Central Operativa de Servicios, ésta, coordina a las patrullas existentes para su localización, siendo localizado en la A-5 en el término municipal de San Pedro de Mérida, donde arrojan una mochila por la ventanilla, conteniendo en su interior cuatro kilos y medio  de hachís distribuidos en tabletas y una bolsa con cien gramos de cocaína en roca. Droga de la que se obtendrían 18.400 dosis en el mercado ilícito.

Actuación, con la que la Guardia Civil impidió que la droga intervenida, procedente del sur de la península, fuera transportada hacia Toledo, lugar de residencia de los ahora detenidos, para su supuesta distribución y venta.

 

Las diligencias instruidas, junto con las personas detenidas, fueron puestas a disposición de los Juzgados de Instrucción de Zafra, quien decreto el ingreso en prisión de uno de los detenidos.