Fernández Vara defiende políticas de acción positiva para seguir avanzando en la consecuencia de la igualdad real

 

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha defendido este jueves la puesta en marcha de políticas de acción positiva en favor de las mujeres para seguir avanzando en la consecuencia de la igualdad real.

Fernández Vara ha realizado estas declaraciones en Badajoz en la clausura del I Congreso Extremeño de Mujeres Ejecutivas, Directivas e Influyentes, un acto donde ha valorado los cambios que se han conseguido en este sentido en los últimos años y ha destacado lo mucho que aún queda por hacer.

En este sentido, ha recordado que en los años noventa el Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura estaba compuesto solo por hombres y en la actualidad seis de sus siete miembros son mujeres, a la vez que ha manifestado que de lo que se trata es de buscar a la persona adecuada para cada puesto, independientemente de su sexo.

El jefe del Ejecutivo autonómico ha recordado la presencia de mujeres en altos puestos de responsabilidad en la región como la presidencia del Consejo Económico y Social de Extremadura, el Parlamento autonómico o las direcciones de las organizaciones sindicales y algunos medios de comunicación.

“Poco a poco se van dando las circunstancias para que algunas cosas empiecen a cambiar”, ha manifestado Fernández Vara, quien ha considerado que en ámbitos como el empresarial aún queda mucho camino por recorrer y es preciso avanzar en todo lo que tiene que ver con la conciliación y la corresponsabilidad.

Así, ha aseverado que son precisamente las mujeres las que ostentan las presidencias de empresas de base tecnológica o del sector de la innovación, mientras que los hombres están más ligados a los sectores tradicionales, por lo que ha valorado el papel clave que las mujeres tienen en todo lo que representa la nueva economía.

Fernández Vara ha reconocido que el camino no es fácil, por lo que ha defendido el desarrollo de políticas de acción positiva en favor de las mujeres que contrarresten y compensen tantos años pasados de discriminación negativa hacia ellas.

El presidente de la Junta de Extremadura ha destacado el papel que la educación y la escuela juegan en la consecución de la igualdad real y ha lamentado las conductas de control que se dan en algunos jóvenes en la actualidad y la necesidad de luchar contra la cosificación de las mujeres.

Ha asegurado que el pasado ocho de marzo marcó un antes y un después porque fue la primera vez que mujeres de cinco generaciones distintas salieron juntas a la calle a reivindicar lo que les pertenece, al tiempo que ha insistido en la necesidad de no dar ni un paso atrás en la reclamación del papel que les toca jugar en la sociedad a las mujeres.