El Ayuntamiento de Zafra destinará 220.000 euros para ayudar a los comerciantes y hosteleros que están cerrados

El Ayuntamiento de Zafra pondrá en marcha un bloque de medidas, cuyo coste asciende a 220.000 euros, destinadas a ayudar al sector servicios que tanto está sufriendo las consecuencias de la pandemia en nuestra ciudad.

De ese total, 100.000 euros serán para ayudas económicas directas a todos los establecimientos comerciales o de hostelería que están cerrados en cumplimiento de las medidas aprobadas la pasada semana por la Junta de Extremadura. Así lo ha anunciado hoy el alcalde de Zafra, José Carlos Contreras, en una rueda de prensa a la que también han asistido las concejalas de Economía y Hacienda, Nieves Peña; y de Cultura, Turismo y Desarrollo Local, Rosa Monreal.

     Contreras ha explicado que la medida más destacada va orientada a ayudar a todos los negocios que han tenido que cerrar, tengan o no servicio a domicilio o por internet. Desde el ayuntamiento se calcula que hay en estos momentos 300 comercios y bares cerrados y todos ellos recibirán, por igual, ayudas directas valoradas en 100.000 euros. Cada uno de estos empresarios recibiría en torno a 330 euros, aunque la cantidad podría ser superior si se presentaran menos solicitudes de las previstas.  El alcalde ha dicho que se quiere ayudar a este sector, tan importante en Zafra, y que las medidas estarán publicadas en el menor tiempo posible para que se cobren cuanto antes y se puedan utilizar para pagar gastos. En un plazo de quince o veinte días estarán ya aprobadas.

     Otra de las medidas incluidas es la suspensión, durante todo el primer trimestre del año, del canon que cobra el ayuntamiento a los bares por los veladores y terrazas. Se ha decidido no limitar la medida a los días que permanezca cerrada la hostelería porque así se compensa la reducción del aforo y ocupación que han tenido que cumplir. Tampoco se cobrará este primer trimestre a los comerciantes del mercadillo, que permanecerá cerrado los domingos 24 y 31 de enero.

      En relación a los quioscos que son propiedad municipal (chucherías, bares…), y que ahora están cerrados, no tendrán que pagar la cuota al Ayuntamiento de Zafra este mes de enero.

Por otro lado el alcalde ha anunciado que se destinan otros 70.000 euros en cupones de varamedís para una campaña de apoyo al comercio local que se pondrá en marcha cuando puedan abrirse los establecimientos y mejore la situación. Todas las personas que realicen 60 euros en compras recibirán uno de estos cupones, que podrán gastar en Zafra. En un principio iba a realizarse para la Campaña de Navidad, pero los propios empresarios prefirieron dejarla para la cuesta de enero. Ahora el comercio está cerrado, pero la campaña se llevará a cabo en cuanto sea posible por las medidas sanitarias vigentes.

El coste total de todas estas medidas de ayuda al tejido empresarial asciende a 220.000 euros de fondos propios, pero el alcalde asegura que si la pandemia no tuviera una buena evolución, el ayuntamiento seguiría ayudando en todo lo que le fuera posible.

      Desde que comenzó el primer estado de alarma en el mes de marzo de 2020 el consistorio ha ido poniendo en marcha medidas para ayudar a las personas que peor lo estaban pasando y el coste total ha sido de 1.300.000 euros, según los datos facilitados por el alcalde. Contreras recuerda que en este tiempo se está potenciando la creación de empleo municipal (hay de media 500 trabajadores todos los meses) y se han reforzado las plantillas de la Policía Local y de la Residencia de Mayores. Pero también se ha destinado dinero al pago de los mínimos vitales, a ayudas al alquiler a los afectados del Covid, la exención a los quioscos del pago del canon al Ayuntamiento, la agilización del pago a los proveedores o la ayuda a las familias con más necesidades, entre otras.