Cs Extremadura propone la creación de una mesa permanente y el desarrollo de un plan de actuación serio contra el camalote

El portavoz provincial de Badajoz, David Salazar, ha resaltado que de nuevo el camalote haya sido noticia durante los meses de verano, en los que la planta alcanza sus máximos por las altas temperaturas sin control. “Esta situación ha derivado en el descontento de varias plataformas civiles pacenses, que buscan que la realidad del Guadiana se visibilice, y seamos conscientes a todos los niveles del problema real que supone tener un río enfermo por camalote”, ha indicado Salazar.

 

También que la formación naranja apoyará siempre cualquier acción que ayude a tomar conciencia de la situación del río, “aunque creemos que no existe mayor acto de visibilidad que mirar al Guadiana desde cualquier puente de las dos ciudades más importantes de la provincia, Badajoz y Mérida”. El portavoz provincial además ha manifestado que el río que muere ante la pasividad de la Junta de Extremadura y el Gobierno central, que a día de hoy siguen sin enfrentar una situación que podría derivar en una crisis económica si no se sostiene y controla. “Llevamos 14 años conviviendo con esta planta, que amenaza el mayor recurso hídrico de la provincia. Durante todo este tiempo, las administraciones han demostrado una total inoperancia en la resolución del problema”, ha subrayado Salazar.

 

Desde Ciudadanos (Cs) Extremadura, el portavoz provincial ha exigido al presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, que controlar el camalote debe ser una prioridad para su ejecutivo, y al mismo tiempo, debe instar a Pedro Sánchez, Presidente del Gobierno, que también sea una prioridad para el Estado. “Entendemos que acabar con el camalote es imposible y que no valen soluciones inmediatas, pero creemos que deben tomarse medidas concretas para minimizar el impacto mientras se buscan otras definitivas. No podemos enfrentarnos a la planta a golpe de ocurrencia, tenemos que establecer planes de actuación serios y eficaces”, ha destacado.

 

Al mismo tiempo, ha explicado que no puede ser que Confederación Hidrográfica del Guadiana trabaje en su retirada y la acumulación en los márgenes provoque de nuevo su crecimiento, o derive en malos olores, proliferación de insectos y molestias para los vecinos. “Esto demuestra que el sistema empleado falla, más allá de que los recursos sean insuficientes”, ha apuntado.

 

“Se debe contener a su paso por las principales ciudades extremeñas. La visión de un río enfermo no puede ser la tarjeta de presentación de Mérida o Badajoz”, ha insistido Salazar. De ahí que el portavoz provincial haya apelado a la creación urgente de una mesa permanente de trabajo que busque soluciones y haga un seguimiento de las actuaciones que se realizan. “También vemos necesario que se destinen fondos para la investigación de la erradicación definitiva de las especies invasoras del Guadiana”, ha concluido.