Unidas Por Extremadura denuncia que el gobierno de Fernández Vara ha abandonado a la atención primaria

Unidas Por Extremadura ha denunciado este jueves en el pleno de la Asamblea el estado de abandono y saturación en el que se encuentra la atención primaria en Extremadura. Lo ha hecho la portavoz, Irene de Miguel, en una pregunta formulada al consejero de Sanidad, José María Vergeles, donde le ha recriminado que tanto él como el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, no hayan cumplido con su palabra cuando dijeron que “la atención primaria estaría garantizada porque íbamos a ser la comunidad autónoma que más recursos pondría a su disposición”.

De hecho, De Miguel le ha recordado que se comprometieron a realizar cerca de 8.000 contrataciones para reforzar la atención primaria, sin embargo, según la portavoz, este importante servicio sanitario “ha estado y está dejada de la mano de dios”. “Los profesionales sanitarios -ha dicho- no han podido cogerse vacaciones y, si lo han hecho, a su vuelta han tenido que enfrentarse a todo el trabajo atrasado por no tener sustitutos”.

La también presidenta del Grupo Parlamentario no solo ha cuestionado la falta de planificación de la Consejería para reforzar al personal facultativo, “sino que lo curioso es que tampoco han encontrado ustedes auxiliares administrativos para la atención telefónica”. “En muchos centros sanitarios solo se puede coger cita a través del teléfono, y hay personas que después de 200 llamadas no han conseguido ponerse en contacto con su centro de salud. ¿Tampoco hay bolsas de auxiliares administrativos?”, ha dicho.

Por todo ello, De Miguel ha insistido en que la atención sanitaria es básica para afrontar la pandemia, y que el gobierno de Fernández Vara la ha dejado abandonada. “Partíamos de una situación de debilidad, pero su falta de visión ha hecho que mucha gente sufra un verdadero calvario este verano porque tanto los profesionales como los usuarios se han sentido abandonados”.

La portavoz de Unidas Por Extremadura ha terminado su intervención invitando tanto al presidente de la Junta y al consejero de Sanidad a que arrimen el hombro, “dejando sus escaños y poniéndose la bata blanca porque no solo mata la Covid, también la falta de médicos”.