Los Presupuestos Generales de Extremadura para 2020 promueven la inversión y la innovación, abordan el reto demográfico e impulsan la transición ecológica

El proyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Extremadura (PGEx) para 2020 asciende a 6.006,6 millones de euros, con un crecimiento del 3,6%, lo que supone 207,5 millones de euros más que en el anterior ejercicio presupuestario, según ha explicado la vicepresidenta y consejera de Hacienda y Administración Pública, Pilar Blanco-Morales, tras su aprobación en el Consejo de Gobierno extraordinario celebrado este viernes.

En líneas generales, los PGEx para 2020 activan el tejido productivo hacia un empleo inclusivo y de mayor calidad, promueven la innovación, impulsan la inversión y vertebran la región a través de las infraestructuras.

Además, estos presupuestos generan confianza en los agentes económicos y sociales y dinamizan la inversión pública, con medidas orientadas a la creación de empleo en un entorno favorable para la actividad empresarial, todo ello enfocado a la estimulación y al fomento de un empleo de calidad, como clave de la cohesión social y territorial.

Blanco-Morales ha resaltado que las cuentas regionales están alineadas con los objetivos de desarrollo sostenible, y cómo éstos están orientados a acabar con la exclusión social y la pobreza; a abordar el reto demográfico como un desafío trascendental para la región y a avanzar en la transición ecológica hacia un modelo más eficiente y sostenible.

En el plano más social, la titular de Hacienda ha explicado que las cuentas autonómicas consolidan y refuerzan unos servicios públicos de calidad, de modo que se establecen las bases de la educación del futuro, se fortalece la atención sanitaria y se ofrece una respuesta decidida a la dependencia.

Al mismo tiempo, persiguen una serie de retos estratégicos indispensables para Extremadura: la calidad de vida como un derecho ciudadano; un Estado del Bienestar con más y mejores servicios públicos; el fomento de un empleo de calidad como clave de la cohesión social y territorial; la igualdad plena como seña de identidad de una región diversa para acabar con las desigualdades; y una Administración transparente y abierta a la participación ciudadana.

REFUERZO DE LAS POLÍTICAS SOCIALES

Las partidas destinadas a los servicios públicos fundamentales ascienden a 3.796,8 millones de euros, casi un 70% del montante total, lo que significa que 7 de cada 10 euros van dirigidos a este fin. El crecimiento se sitúa en el 2,9%, lo que se traduce en un aumento de 105,9 millones de euros.

En este sentido, hay que reseñar que Extremadura dedica más de 10 millones de euros al día a Políticas Sociales, y concretamente destina 4,7 millones de euros diarios a Sanidad; 3 a políticas educativas; más de 930.000 euros a Dependencia y más de 870.000 euros a Empleo.

IMPULSO Y ACTIVACIÓN DE LA ECONOMÍA

La inversión en infraestructuras y en innovación y tecnología crecen significativamente en el ámbito de las políticas económicas, de forma que aglutinan más de un 40% del gasto y crecen más del 26% la cuantía de la primera y más del 10%, la destinada a innovación.

Asimismo, se mantiene el apoyo a la agricultura, con 733’8 millones de euros y un 50% del cómputo global de políticas económicas, y se refuerzan las partidas destinadas a empresas (+5,8%) y a comercio y turismo (2,8%).

En cómputo global, las políticas económicas ascienden a 1.472 millones de euros, lo que supone un incremento del 3,5% respecto a 2019, un total de 50 millones de euros más; por lo que Extremadura destina 4 millones de euros diarios a estas políticas.

ESCENARIO ECONÓMICO ESTABLE Y CRECIMIENTO SOSTENIBLE

Estos Presupuestos se han elaborado con previsiones prudentes, avaladas por la Airef, y con un escenario estable de la economía nacional, en el que Extremadura crecerá en el próximo ejercicio un 2,1% del PIB, lo que supone un 0,7% por encima de la Eurozona (1,4%).

Un crecimiento sostenible mediante la creación de más empleo y de mejor calidad, la subida de los salarios, el fortalecimiento del tejido productivo, los grandes proyectos de inversión y el aumento de las exportaciones o del número de empresas inscritas en la Seguridad Social, entre otros aspectos.

Sin olvidar el compromiso de la Junta de Extremadura con la estabilidad presupuestaria y la consolidación del gasto, compatible con la sostenibilidad de las cuentas públicas y el impulso de la actividad económica y del empleo.

Por último, cabe resaltar que, por segundo año consecutivo, los PGEx 2020 incorporan la perspectiva de género para que la igualdad sea un compromiso cotidiano de esta Administración.