Irene de Miguel: “Detrás de sus números e informes, hay tragedias humanas, hambre y necesidad”

Unidas Por Extremadura ha vuelto a denunciar que el gobierno de Fernández Vara no está pagando las rentas garantizadas. Lo ha hecho la portavoz del Grupo Parlamentario, Irene de Miguel, en el pleno de la Asamblea en el que se ha convalidado el decreto-ley de medidas urgentes y extraordinarias en materia de política social y sanitaria. “Desde nuestro grupo político -ha dicho- seguiremos denunciado la nefasta gestión que se está haciendo de algo tan esencial y necesario por que hay personas con rentas garantizadas aprobadas en enero que aún no han recibido un euro”.

De Miguel ha detallado en el pleno la situación de pobreza en la que viven seis personas extremeñas que están a la espera de recibir la renta garantizada, y que algunas de ellas llevan más de cinco meses esperando desde se que aprobó la resolución. “Seis casos -ha afirmado- que ejemplifican la terrible realidad de muchas familias en Extremadura para que vean que detrás de sus números, de sus informes, hay personas, tragedias humanas, hambre y necesidad, mientras ustedes siguen gestionando las rentas garantizadas de manera inhumana”.

Por ello, la diputada ha vuelto a pedir que abonen las rentas garantizadas, que son absolutamente esenciales en el estado de alarma, y que simplifiquen los trámites burocráticos para poder solicitarlas porque “las personas pobres en Extremadura tienen que atravesar las doce pruebas de Hércules para presentar a documentación que se les exige cuando en Canarias el reciente Ingreso Canario de Emergencia se puede solicitar por teléfono, sin tener que machacar con absurda burocracia a las familias más necesitadas”.

La también presidenta del Grupo Parlamentario ha denunciado además la “nefasta, negligente y chapucera” gestión que el gobierno de Vara ha hecho del programa GAMER, el que se puso en marcha para garantizar la alimentación para los menores con  beca de comedor. Pero además, también ha querido alertar de la pésima calidad de la comida que están recibiendo los niños y niñas, y para ello De Miguel ha enseñado una imagen de una de esas comidas, “que son cuatro trozos de salchichas bañados en una salsa llena de grasa”. “A mí me gustaría que los responsables aquí en Extremadura de esto se alimentaran un mes de esta comida, porque alimentarse no es lo mismo que nutrirse, y estamos hablando de la comida que llega a menores vulnerables que están en edad de crecimiento”. Por todo ello, De Miguel ha anunciado que Unidas Por Extremadura pedirá una comparecencia específica en la Asamblea para abordar la gestión que se ha hecho de este programa durante la emergencia sanitaria.

Por último, y a pesar de todo ello, y de que solo se hayan recogido dos de la más de decena de aportaciones que realizó Unidas Por Extremadura a ese decreto-ley, la portavoz ha vuelto a tender la mano al Ejecutivo de Vara para trabajar conjuntamente para afrontar la crisis del Covid-19. “Nos toca a los políticos estar a la altura de nuestro pueblo y hacer lo que se espera de nosotros y nosotras, que no es otra cosa que solucionar los problemas de la gente”. “Debemos  -ha añadido- de abandonar las luchas e intereses partidistas y reconocer que de esto sólo salimos unidas y trabajando en común”.