De Miguel a Vara: “Alce la voz ante la estafa que supone el ERE de Unicaja, no haga lo mismo que con los desembalses de Iberdrola”

Unidas Por Extremadura ha pedido al presidente Vara que actúe ante el ERE de Unicaja. La portavoz del Grupo Parlamentario, Irene de Miguel, ha afirmado que este expediente de regulación de empleo, que va a suponer el cierre de 78 oficinas y el despido de más de 150 trabajadores en Extremadura, “es una estafa, parecida a la que vivimos en 2008 y por la que se regaló a la banca más de 60.000 millones de euros”.

Según De Miguel, es una estafa porque este ERE no viene motivado por cuestiones económicas, “ya que Unicaja ha registrado un beneficio neto de 1.395 millones de euros, 12 veces más que en el mismo periodo de 2020”. “Además, su consejero delegado ha tenido el descaro de que, a la vez que anuncia un ERE y el cierre de oficinas, se sube un 25 por ciento el sueldo”, ha dicho.

La portavoz de Unidas Por Extremadura ha asegurado que el expediente de Unicaja va a profundizar en la exclusión financiera que sufren 60.682 extremeños y las extremeñas. De hecho, De Miguel ha recordado que ya hay 140 municipios en la región sin una oficina bancaria, “algo que es muy grave -ha dicho- porque estamos hablando de que las personas, en su mayoría mayores con dificultades para utilizar la banca online y para desplazarse a otros municipios, no pueden hacer trámites bancarios imprescindibles”.

La también presidenta del Grupo Parlamentario ha exigido a Fernández Vara que “dé un golpe en la mesa” y ponga en marcha medidas que penalicen a las entidades bancarias que cierran oficinas en el medio rural, teniendo beneficios “porque dejar a nuestros pueblos sin bancos no debe salirles gratis”. De hecho, le ha pedido que cumpla con lo que se aprobó en la Asamblea en el año 2018, cuando salió adelante por unanimidad una propuesta de Podemos en la que se recogía que la Administración cancelara las cuentas con entidades “que no entienden la importancia de mantener servicios abiertos en el medio rural”.

Por último, De Miguel le ha urgido a que “alce la voz” ante esta nueva humillación que es el ERE de Unicaja y que afectará sobre todo a la provincia de Cáceres. “Sabemos que no le gusta alzar la voz, ya lo demostró este verano con la situación de nuestros embalses, pero Extremadura no se merece ninguna humillación más”, ha afirmado.