Begoña García aboga por la unión del sector tomatero para seguir creciendo

La consejera de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, Begoña García, ha reiterado que la mejor línea de trabajo en los sectores agroalimentarios es “sumar, integrar y agrupar para poder sacar el máximo rendimiento a nuestros mejores recursos y seguir creciendo, generando empleo en nuestros pueblos”.

 

Así lo ha subrayado en la clausura del Foro Tecnológico del Tomate para Industria, donde ha alabado este encuentro con uno de los sectores más dinámicos de la agroindustria regional y uno de los pilares básicos de nuestra economía, ya que agrupa a una importante cifra de agricultores y empresas auxiliares en el campo, junto a una potente industria de primera y segunda transformación.

A su juicio, se están abordando en conjunto los problemas del sector porque ese sector, “el del tomate para la industria, necesita ser abordado con soluciones conjuntas, con soluciones integrales y no con parches sectoriales”.

La consejera ha subrayado que el tomate es un sector “muy potente” desde el punto de vista agroindustrial y por sus cifras, donde existen en torno a 24.000 hectáreas plantadas y se han contratado algo más de 2 millones de toneladas de tomate para la industria.

“Son cifras que se vienen manteniendo, con ligeras oscilaciones, en estos últimos años y son cifras que nos permiten ser líderes a nivel nacional y elaborar aquí más del 60 por ciento de la producción nacional, y un sector que tiene además una fuerte vocación exportadora, que representa en torno al 10 por ciento del total de las exportaciones de nuestra región”, ha agregado Begoña García.

Asimismo, ha destacado que, en esa misma línea de cooperación y unidad, la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio ha impulsado los grupos operativos que consisten en un proyecto novedoso e innovador que tiene como objetivo transferir los resultados de la investigación y los nuevos conocimientos al sector agrario, es decir, pasar de la teoría a la práctica, de los laboratorios a las empresas agrarias.